Malena

Malena

Canción actual

Título

Artista


¡ARACA CORAZÓN! HOY CELEBRAMOS EL NACIMIENTO DE ALBERTO VACCAREZZA

Alberto Vaccarezza 1 abril 2022

Bartolomé Ángel Venancio Alberto Vaccarezza, más conocido como Alberto Vaccarezza (Almagro, Buenos Aires, 1 de abril de 1886 – id., 6 de agosto de 1959), fue un dramaturgo, letrista de tango y poeta argentino, máximo exponente del sainete porteño.

Amigo y colaborador de Carlos Gardel, despidió sus restos en el Cementerio de la Chacarita. Fue presidente de Argentores (Sociedad General de Autores) y de la Casa del Teatro. Fue el creador del sainete en la Argentina, un tipo de obra teatral, generalmente calificada como «género chico». Su obra Una gran persona representa y describe los tiempos en que las corrientes inmigratorias hacia la Argentina llevaban a la mayoría de los recién llegados a vivir en hacinamiento.

Fue hombre de radio, tanto como charlista breve y autor de cantidad de guiones para propuestas de diverso tipo. Escribió poemas sencillos, que recitaba por la radio y que fueron editados en libros, como por ejemplo: «La Biblia gaucha», «Dijo Martín Fierro» y «Cantos de la vida y de la tierra».

Fue de los primeros en luchar para conseguir el aporte de los propietarios de las salas teatrales.

Fue autor de numerosas letras de tango, zambas, estilos y ritmos afines.

Carlos Gardel le grabó 13 temas: «La copa del olvido» (con música de Enrique Pedro Delfino, en 1921), «Otario que andás penando» (también con Delfino, en 1932), «Adiós para siempre» (con Antonio Scatasso, 1925), «Adiós que te vaya bien» (con Delfino, 1924), «Araca corazón» (Delfino, 1927), «Eche otra caña pulpero» (Delfino, 1923), «El carrerito» (con Raúl de los Hoyos, 1928), «El poncho del amor» (Scatasso, 1927), «Francesita» (Delfino, 1924), «No le digas que la quiero» (Delfino, 1924), «No me tires con la tapa de la olla» (Scatasso, 1926, a partir del tango primitivo del mismo título), «Padre nuestro» (Delfino, 1923), «Talán talán» (Delfino, 1924).

Otros intérpretes le cantaron «La canción» y «Botines viejos» (ambos con Juan de Dios Filiberto) y también «Atorrante», «Calle Corrientes», «Julián Navarro» (con Francisco Canaro), «Pobre gringo» (junto con Juan Caruso y música de Antonio Scatasso), «Muchachita porteña» (con Mariano Mores), entre muchos otros.


El sainete cómico, como Tu cuna fue un conventillo (1925) y El conventillo de la Paloma (1929) trabaja con situaciones puramente reideras y entrelaza en la trama un conflicto melodramático de problemática más leve, en general ligado a lo amoroso y con desenlace feliz.​

El sainete tragicómico, como Cuando un pobre se divierte (1921) alterna situaciones cómicas y trágicas (no dramáticas ni melodramáticas), entendiendo lo trágico como la experiencia de lo irreparable, de una pérdida que no puede mitigarse. Una obra para que el espectador alternadamente ría y sufra, pero esto último como un dolor sin atenuantes ni mitigación posibles.​

Dice Osvaldo Pellettieri que Vacarezza fue el primer autor en descubrir al sainete como género teatralista, no realista y agrega que su sainete:

…es siempre una realidad representada, mediatizada, estilizada…​ le sacó el poco costumbrismo que le quedaba… dejó lo sentimental… hizo crecer de manera desmesurada lo caricaturesco… ​ lo cómico desinteresado de lo social constituyó la característica del humor de Vacarezza. No había ninguna crítica social en su comicidad…​ no hay clases sociales, no hay hambre.

Vacarezza fue un prolífico autor que escribió más de doscientas obras entre letras de tango, zambas, canciones, poemas y piezas teatrales. Los elementos teatrales que utilizaba eran prácticamente invariables: el escenario de sus obras —en el caso, un conventillo— personajes del país y del extranjero en franco contraste de caracteres —especialmente los de italianos y españoles, las colectividades más numerosas del país—, las mujeres claramente encasilladas —las pobres pero honradas y las otras, ganadas por el asfalto y las luces del centro— y una galería de nativos con compadritos, atorrantes, pícaros, guitarristas, etc.

 

10 TANGOS IMPERDIBLES DE ALBERTO VACCAREZZA

OTARIO QUE ANDAS PENANDO

ARACA CORAZÓN

PADRE NUESTRO

NO ME TIRES CON LA TAPA DE LA OLLA

BOTINES VIEJOS

ECHE OTRA CAÑA PULPERO

EL CARRERITO

FRANCESITA

NO LE DIGAS QUE LA QUIERO

LA COPA DEL OLVIDO

 

 

YAPA: FRAGMENTO DE «EL CONVENTILLO DE LA PALOMA»