Malena

Malena

Canción actual

Título

Artista


ALBERTO MARINO- La voz de oro del tango

Alberto Marino 21 junio 2021

Hoy 21 de junio recordamos su partida de la mejor manera: con sus mejores 5 tangos y la letra de cada uno para que cantemos todos juntos

5- La luz de un fósforo

 

Nos encontramos, tu y yo / Y al conversar Nos detuvimos
Un algo raro tenías /Cuando callabas /Cuando reías
La esgrima sentimental /Al fin surgió /La tarde aquella
Después que poco quedó
El viento, todo lo llevo..
La luz de un fósforo fue / Nuestro amor
Pasajero
Duro tan poco, lo se /Como el fulgor /Que da un lucero
La luz de un fósforo fue /Nada más /Nuestro idilio
Otra ilusión que se va /Del corazón /Y que no vuelve más
En todo, siempre el color /Es del cristal /Con que se mira
De rosa, yo te veía/ Cuando callabas /Cuando reías
Después, con otro cristal/ Cambio el color /Y ya no eras
La vida es toda ilusión /Y un prisma es el corazón
La luz de un fósforo fue / Nuestro amor / Pasajero
Duro tan poco, lo se /Como el fulgor /Que da un lucero
La luz de un fósforo fue /Nada más /Nuestro idilio
Otra ilusión que se va /Del corazón / Y que no vuelve más

4- Café de los angelitos

Yo te evoco, perdido en la vida, y enredado en los hilos del humo,
frente a un grato recuerdo que fumo y a esta negra porción de café.
¡Rivadavia y Rincón!… Vieja esquina de la antigua amistad que regresa,
coqueteando su gris en la mesa que está meditando en sus noches de ayer.

¡Café de los Angelitos!¡Bar de Gabino y Cazón!
Yo te alegré con mis gritos en los tiempos de Carlitos por Rivadavia y Rincón.

¿Tras de qué sueños volaron? ¿En qué estrellas andarán? Las voces que ayer llegaron
y pasaron, y callaron, ¿dónde están? ¿Por qué calle volverán?

3- Cristal

Tengo el corazón hecho pedazos,
rota mi emoción en este día…
Noches y más noches sin descanso
y esta desazón del alma mía…
¡Cuántos, cuántos años han pasado,
grises mis cabellos y mi vida!
Loco… casi muerto… destrozado,
con mi espíritu amarrado
a nuestra juventud.

Más frágil que el cristal
fue mi amor
junto a ti…
Cristal tu corazón, tu mirar, tu reír…
Tus sueños y mi voz
y nuestra timidez
temblando suavemente en tu balcón…
Y ahora sólo se
que todo se perdió
la tarde de mi ausencia.
Ya nunca volveré, lo se, lo se bien, ¡nunca más!
Tal vez me esperarás, junto a Dios, ¡más allá!

Todo para mi se ha terminado,
todo para mi se torna olvido.
¡Trágica enseñanza me dejaron
esas horas negras que he vivido!
¡Cuántos, cuántos años han pasado,
grises mis cabellos y mi vida!
Solo, siempre solo y olvidado,
con mi espíritu amarrado
a nuestra juventud…

2- Venganza

Me gustó tanto, tanto, cuando me contaron
que la vieron bebiendo y llorando en la mesa de un bar.
Y que cuando mis viejos amigos por mí preguntaron
un sollozo apagó su voz y no la dejó hablar.
Me gustó tanto, tanto, cuando me contaron
que hasta tuve que hacer un esfuerzo por disimular.

Se arrepiente y quizá el recuerdo sea su desespero.
Ella debe estar bien consciente de lo que causó.
Ella me hizo pasar tal vergüenza con un compañero.
Y la vergüenza es la herencia mayor que el viejo me dejó.

Mientras yo tenga voz en el pecho no quiero más nada
que clamar a los santos venganza, venganza clamar.
Ella debe rodar cual las piedras ruedan por las calles,
sin tener un rincón en su vida para descansar.

1- Tango de otros tiempos

Eras un gran varón,
altivo y compadrón,
de una palabra sola…
Rimaba tu cantar
con la emoción triunfal
del bandoneón de Arolas…
Pero empezó tu decadencia
cuando te dieron tanta ciencia…
y refinao en tus modales
dejaste los barriales
que te vieron nacer.

Me da pena, tango,
viendo que has cambiao
tu rincón de fango
por el alfombrao.
Llevo en mi alma un cacho
de tu ayer feliz…
cuando el fueye macho
del glorioso Pacho,
te lloraba así…

Noches de Maldonao,
donde fuiste’l mimao
de la dulce Paquita…
abrojo de arrabal
prendido en el percal
del barrio ‘e las Cañitas…
Pero esos tiempos ya pasaron,
allá en París te afrancesaron…
y hoy, arrugándote cabrero,
un lagrimón fulero,
enturbia tu canción…